Noticias
Inicio » Blog » Las propinas en Estados Unidos
propinas en estados unidos
Propinas en Estados Unidos

Las propinas en Estados Unidos

Si has visitado San Francisco seguramente te ha pasado que has perdido algo de dinero. Quizás te preguntas “¿En qué me he gastado tanto dinero?”

Posiblemente has estado saliendo, disfrutando de tu tiempo sin tener en cuenta en qué gastabas el dinero. Y eso está muy bien; pero, si no quieres volverte loco o quedarte sin un duro, te recomiendo que leas este artículo.

Algo que me ha resultado sumamente curioso al visitar esta ciudad es la forma en la que funcionan las propinas (o tips).

Esto es igual en todo Estados Unidos; de hecho, los datos que te doy a continuación son igualmente válidos si viajas a Reino Unido, Australia u otros países de cultura anglosajona.

Seguramente estás acostumbrado a ir a un lugar y dejar o no dejar propina en función al trato que te hayan prodigado. Pues bien, en Estados Unidos sea cual sea la forma en la que el camarero de turno te haya atendido, se llevará su rigurosa propina, sin que tú puedas hacer nada.

¿Cómo? Muy sencillo: cada vez que entras en un restaurante, bar o cualquier otro establecimiento de hostelería, no sólo pagas por la comida y bebida sino también por el servicio. “Sí, me dirás, el cubierto”.

No, es un plus que se suma a tu cuenta en proporción a lo gastado. Este porcentaje puede variar en los diferentes lugares pero es evidente que, cuanto más gastas, más propina le dejas al camarero.

Ticket con propina incluida
Ticket con propina incluida

¿Y qué pasa si la atención ha sido mala? En estos casos puedes pedir la hoja de reclamaciones o, en su defecto, solicitar hablar con el gerente para que te resten ese plus de la cuenta. No tienen la obligación de hacerlo, pero en algunos lugares aceptan para evitar perder clientes.

No obstante, he escuchado a más de uno quejarse contra este sistema diciendo que es un “atraco a mano armada” porque te sientes obligado moralmente a pagar para seguir las normas impuestas por este sistema.

Lo más sorprendente es saber que, a través de este truco, muchos empresarios de la rama se enriquecen sin preocuparse demasiado por esa obligación moral que nosotros sentimos al pagar la cuenta.

De hecho, en muchos Estados de este país la legislación permite que estos “señores” fijen sueldos de valores inferiores al mínimo legal, asegurando a los empleados una gran recaudación derivada del pago que los clientes hagamos del servicio.

En algunos lugares, los camareros cobran entre 2 y 2,5 dólares por hora; como te podrás imaginar, ni comiendo arroz cada día podrán subsistir estas personas: pero, no importa ¡para eso están las propinas en Estados Unidos!

Si bien en algunos sitios la propina (el valor agregado del servicio) va a la caja y a fin de mes se suma lo recaudado y se divide equitativamente entre los empleados, en función de las horas y días trabajados; en otros, se hace la cuenta cada día: y no te sorprenda ver volar unos platos o a un camarero con la camisa raída disputándose con otro un cliente; así como tampoco debería llamarte la atención que intenten venderte los productos más caros: intentan aumentar sus posibilidades salariales.

¿Sabías que algunos meseros pueden llegar a recoger hasta 300 euros en una noche? Sí, por disparatado que te resulte, así es. Dinero por el cual la empresa no pagará impuestos ni responderá ante nadie (las estadísticas afirman que en este título no se declara ni el 40% de lo que se recauda).



Dinero B que puede servirle incluso a un empresario para pagar el sueldo de sus empleados y evadir las normas que cualquier otro empresario debería respetar a raja tabla, respecto a los ingresos y los impuestos. Ten en cuenta que por cada cliente que entra a comer a un restaurante, la empresa recauda entre un 15% y un 20% extra, que va destinado a cubrir el servicio.

Además, el pago de las propinas no solo se añade a restaurantes, también tendrás que pagarlo en otros servicios como el de Taxi, por ejemplo.

Así que digamos que, si viajas a San Francisco y te acostumbras a comer en sitios de restauración, no deberías preguntarte a dónde han ido a parar esos euros que llevabas en la cartera.

Acerca de Carlos

Apasionado del marketing online, los blogs y las nuevas tecnologías. Ahora te cuento mi experiencia en Viajar a San Francisco. ¡Espero que te guste!

Mira también

Normativa sobre la inspección de equipajes

¿Conoces la normativa sobre la inspección de equipajes? El reglamento asegura que datos recientes han …

american-boy-chico-california

Por qué los chicos de California son especiales

Qué diferencia a un chico de California del resto de los chicos Es así. San …

3 comentarios

  1. Sorprendente post. Gracias por publicarlo…Espero màs…

    Saludos

  2. Jorge Salvador

    Hola,

    Muy interesante y sorprende artículo sobre las propinas.

    La verdad es que se pasan con el tema de las propinas porque no sólo es que sean de un importe bastante considerable sino que además estás obligado a dejarla aunque la atención no haya sido todo lo buena que debería ser.

    Lo mejor para comer en San Francisco si estás de viaje y no quieres gastar mucho dinero en restaurantes es comprar comidas preparadas en los comercios que puedas comer incluso mientras visitas la ciudad y haces turismo. Así no te vacías el bolsillo a base de propinas y siempre puedes acudir a un restaurante un poco mejor en alguna ocasión para darte el capricho con lo que has ahorrado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *